“No creo que Piñera no vaya a competir, restarse no es posible a esta altura”

Captura

domingo, 11 de diciembre de 2016

Consuelo Cifuentes y Patricio Yévenes
Nacional
El Mercurio

El parlamentario asegura tener el respaldo para inscribir una candidatura presidencial, pero señala que se definirá en marzo, pensando “en la unidad” del sector. Además, critica el uso político de los tribunales y advierte una campaña sucia para dañar las opciones del ex Presidente Sebastián Piñera.

Hace una semana, el senador Alberto Espina participaba desde una vicepresidencia, en la elección interna de RN. La lista de consenso, liderada por Cristián Monckeberg y donde participa el ex senador Carlos Larraín, obtuvo el 75%.

“Tengo ánimo, tengo ganas”, dice, anticipando un año donde la mesa deberá enfrentar la proclamación de su candidato, las primarias del bloque y finalmente la campaña presidencial.

“Fui presidente del partido, comprenderán que no es un ascenso pasar a vicepresidente”, comenta entre risas. Pero, asegura, lo hace porque “los partidos están en una etapa crucial”.

-¿Cuál será el rol de la nueva mesa?

-Trabajar en la modernización de los partidos; se han quedado anquilosados y necesitan mayor contacto con la ciudadanía. Esta mesa tiene el deber de preparar un programa de gobierno de RN y tenerlo en sus ejes centrales en marzo. Lo tercero es hacer una buena plantilla parlamentaria. Y cuarto, tener el proceso de elección del candidato presidencial, incorporarse al que gane la primaria, a la campaña y al Gobierno.

-Se dijo que a la directiva anterior le faltaba liderazgo. ¿Esta mesa le da esa potencia política para lo que viene?

-Sin duda fortalece la mesa porque tiene liderazgos fuertes. Nuestro objetivo es trabajar unidos y que el partido tenga una posición de liderazgo en la centroderecha, en la elección presidencial y que influya en la toma de decisiones políticas. Ese es el motivo por el que ingresamos a la directiva.

-Se comenta en su sector que es necesaria una nueva generación que confronte a figuras de izquierda como Giorgio Jackson y Gabriel Boric. ¿Cómo se plantea RN en ese escenario?

-En el partido hay liderazgos fuertes de gente joven, hay que darles los espacios. Los partidos a veces se cierran y no permiten la incorporación de nuevas personas. Así empiezan a aparecer outsiders, está de moda.

-¿Qué reflexión hacen de la elección, donde no votó ni el 10% del padrón?

-Es una luz roja de que los partidos tienen que incluir a los militantes. No pueden servir solo para las campañas. Hay una queja fuerte en RN que mucha gente capaz no tuvo oportunidad de participar en el gobierno, y quedó dolida. El próximo gobierno no puede ser exclusivamente de tecnócratas.

“RN tiene que proclamar a un solo candidato”

-Su vicepresidencia en la mesa, ¿hipoteca su aspiración presidencial?

-En absoluto. Tengo 150 firmas de consejeros generales. Estamos preparando un programa de gobierno que se presentará en marzo. Mi decisión la voy a tomar ese mes, sobre la base de llevar un candidato único. Un partido no puede tirarse a los brazos de un candidato si no hay un programa. Vamos a ver qué programa vamos a tener, si soy la persona que puede liderarlo. Hoy el que tiene más apoyo ciudadano es Sebastián Piñera.

-Muchos en RN dicen que su candidatura es instrumental a Piñera, para negociar e instalarse en un ministerio.

-No necesito negociar ni con Piñera ni con nadie si voy a participar en un futuro gobierno. Si lo hago va a ser por mis méritos. Mi candidatura surgió a petición de los principales dirigentes de RN de La Araucanía norte. No merezco esa crítica, tengo la trayectoria para ser candidato presidencial, para ser ministro y parlamentario, me lo gané.

-Luego de que Piñera dijera que no tiene el apoyo de su familia para una candidatura presidencial, muchos lo tomaron como una señal de alerta.

-Piñera debería aceptar ser candidato. Tiene un liderazgo muy fuerte que no se puede perder. No creo que Piñera no vaya a competir, son demasiadas las expectativas generadas en torno a una candidatura de él. Restarse no es posible a esta altura, más allá de los inconvenientes naturales de ser víctima de una de las campañas sucias más brutales que he visto en la política chilena.

-¿Casos como el de Bancard podrían hacerlo desistir?

-La fiscalía tiene que tener todas las precauciones para no aceptar que se le use como lo está haciendo el PC y la extrema izquierda contra Piñera con acusaciones infundadas. Bajo el criterio de que cualquier querella es sometida a tramitación, la elección presidencial no se va a resolver en las urnas sino en la fiscalía. Eso me parece un daño a la democracia enorme.

-¿Es coherente que el Consejo de RN proclame como candidatos a Sebastián Piñera y Manuel José Ossandón, como lo han planteado en la actual directiva?

-El partido tiene que proclamar a uno solo. Tendremos que votar y luego se verá quién gana. Si no cuál es el sentido de que el Consejo General proclame a su carta presidencial.

-En ese caso, Ossandón podría llegar a la primaria como independiente apoyado por una fracción de RN.

-Con personalismos, con caudillismos, vamos a regalar el gobierno a un populismo de izquierda. Esta va a ser una elección estrecha. Rechazo que algunos candidatos crean que ganan popularidad descalificando a nuestro sector. No vamos a ganar la elección criticándonos, y en esto la derecha tiene un historial de autodestrucción lamentable. Hay que poner orden en el sentido de que aquel que critica a candidatos de nuestro sector y abusa de las descalificaciones, va a ser duramente castigado por nuestro electorado.

-¿La UDI debe presentar un candidato a la primaria de Chile Vamos?

-Tiene todo el derecho y no sería malo que lo hiciera. La primaria tiene sentido en la medida que existan candidatos que permitan confrontar ideas.

-¿Y la UDI tiene candidatos?

-El liderazgo más claro y reconocido que tiene la UDI es el de Hernán Larraín. Hizo un rol notable como presidente de partido, trabajo con él en el Senado y tiene todas las capacidades y méritos para ese liderazgo.

Factor Guillier

-¿Qué le parece que Alejandro Guillier, que ha criticado al ex Presidente Piñera por no separar la política de los negocios, hoy se vea relacionado a la fundación de la minera Escondida BHP-Billiton?

-Tendrá que dar una muy buena explicación, porque es una contradicción de fondo respecto de lo que ha planteado. Sobre todo tener contratada a una persona que simultáneamente asesoraba al gobierno. Cómo se puede tener dos jefes que pertenecen a poderes del Estado distintos. Es difícil de entender.

-¿Cómo ve el escenario con Guillier como candidato presidencial?

-Tenemos candidaturas en que no sé en qué lugar de la cancha juegan. Surgen sobre la base de eslóganes. ‘Yo soy un outsider , la gente confía en mí y voy a conducir el país’, no se sabe a dónde. El flautista de Hamelín, síganme todos detrás porque los voy a conducir hacia el paraíso terrenal. No he visto ningún debate respecto de qué se va a hacer.

-Aun así, está a tres puntos de Sebastián Piñera.

-La encuestitis que hay en Chile es vergonzosa. No puede ser que estén todos angustiados esperando una encuesta, que además no han resultado en ningún país. Demuestra que los aires de populismo pueden causar un gran daño en un país que requiere rectificaciones a fondo. El próximo Presidente va a tener una tarea muy dura.

“Mi decisión la voy a tomar en marzo. Vamos a ver qué programa vamos a tener y si soy la persona que puede liderarlo. Hoy el que tiene más apoyo es Sebastián Piñera”.

“La fiscalía tiene que tener todas las precauciones para no aceptar que se le use como lo está haciendo el PC contra Piñera con acusaciones infundadas”.

“La UDI tiene todo el derecho (de llevar candidato a la primaria). El liderazgo más claro y reconocido que tiene la UDI es el de Hernán Larraín”.

“Tenemos candidaturas que no sé en qué lugar de la cancha juegan. Surgen sobre la base de eslóganes. ‘Yo soy un outsider, la gente confía en mí y voy a conducir el país'”.