Fortalecimiento del Ministerio Público y aumento de dotación

“Cuando estamos aprobando el proyecto que fortalece el Ministerio Público, lo hacemos desde la perspectiva de la urgente necesidad de mejorar los índices en la lucha contra la delincuencia.

Desde ya sería incorrecto sostener que los muy malos resultados, desde el punto de vista de las percepciones ciudadanas de delincuencia, son culpa del Ministerio Público, porque la verdad es que el Ministerio Público actúa una vez que se cometió el delito. Y yo creo que todos los gobiernos en nuestro país han fracasado en su propósito de tener una política integral que aborde bien la prevención del delito, particularmente en lo que se refiere a los niños; el control, o sea, una vez que se cometió el delito, y la rehabilitación.

Y cualquiera de nosotros que levante cualquier encuesta, o la lea, se da cuenta que es sistemática la percepción ciudadana de los malos resultados que tiene el país, en términos de los delitos que se cometen.

Este proyecto, lo que tiene por objeto es entregarle a la Fiscalía Nacional y al Ministerio Público en general -corrijo-, porque al Ministerio Público, los instrumentos, las herramientas que ha pedido para que puedan tener mejores resultados en la lucha en contra de la delincuencia, particularmente lo que le corresponde, que es realizar investigaciones exitosas que permitan identificar, detener y condenar a los delincuentes.

Nosotros tenemos, en materia de robos y de hurtos, cifras francamente alarmantes. Y yo quiero reconocer, estando aquí el Fiscal Nacional, que él tuvo cuando fue a la Comisión de Constitución, la, yo diría, transparencia de sostener que efectivamente -también lo hizo en su cuenta- en materia de delitos contra la propiedad es donde nosotros estamos, francamente, obteniendo resultados malos. Y las cifras así lo indican: solo en materia de robos violentos, según los datos del propio Ministerio Público del año pasado, se terminaron 361 mil casos, de los cuales el 7 por ciento terminó con sentencia condenatoria: 24 mil 800 casos; y sin resultados 336 mil casos, por distintas razones, muchos de ellos porque los imputados son desconocidos; muchos de ellos porque no se aportaron los antecedentes probatorios necesarios; o porque los jueces de garantía establecen estándares probatorios tan altos para muchos de estos delitos que finalmente resulta imposible, a veces, lograr las condenas.

Si nos vamos a lo que ha dicho sobre esta materia un informe de la Policía de Investigaciones que está en este Senado, de fecha 5 de septiembre del 2014, da una cifra que yo pensé que cuando iba a salir iba a ser alarmante. Pero en materia de seguridad ciudadana nada alarma.

El año 2007 había 110 comunas que tenían tráfico de drogas en 410, 402 poblaciones y villas. Esta cifra llevada al año 2014, estoy hablando de un informe oficial de la Policía de Investigaciones, aumenta a 169 las comunas, y las villas y poblaciones a mil 660, lo que significa un aumento de un 53, en cuanto a comunas, y 312 por ciento en términos de villas y poblaciones.

Cuando yo vi este dato, y a eso se agregó una cifra de 66 mil órdenes de detención pendientes por juzgado de garantía y tribunales orales, yo me imaginé que esto iba a ser un gran debate nacional; que iba a producirse una conmoción por estos resultados. La verdad es que en materia de drogas y en materia de delitos contra la propiedad, fundamentalmente los robos en contra de casa particulares, en la vía pública o locales comerciales las cifras están disparadas.

Vuelvo a recalcar: no sería justo ni correcto sostener que una responsabilidad de estas malas cifras podría radicarse exclusivamente en el Ministerio Público. Pero no hay duda de que el sistema está funcionando mal.

Las políticas de prevención no existen. Es increíble que en Chile sigamos teniendo una Ley de Responsabilidad Penal Juvenil que funciona pésimo. No conozco una persona que haya ido a la Comisión nuestra a decir que la ley funciona bien. Los fiscales dicen que la ley tiene errores, las autoridades de Gobierno.

Por ahí está la ley, exactamente igual. Y en términos de rehabilitación, cifras más, cifras menos, también funciona mal.

Pero lo importante es que en este proyecto de ley, en conjunto con la Fiscalía, en conjunto yo creo que se hizo una mejoría muy importante: se le entregó instrumentos y herramientas para que pueda cumplir mejor su labor. Y eso es algo de lo cual nosotros tenemos que sentir que es un avance. Pero tenemos pendiente todo el tema de las policías, tenemos pendiente la legislación.

Yo sigo considerando inconcebible cambios que no se han hecho y que están hace años en nuestro país, que impiden a los fiscales, por ejemplo, tener suficientes atribuciones en determinados casos para poder actuar de inmediato frente a un delincuente. O a las policías, en otros casos, coordinarse adecuadamente con la policía. Porque cuando uno habla con la policía, la policía sostiene que los fiscales no les dan las instrucciones adecuadas; y cuando habla con los fiscales, los fiscales le dicen que las policías investigan mal. Pero la falta de coordinación allí es evidente.

Ahora, este proyecto tiene varios, yo voy a destacar algunos de los avances que me parecen más relevantes. Y voy a partir por uno que no se ha mencionado.

A mí juicio, uno de los puntos más relevantes de este proyecto es el Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos, al que se refirieron otros señores parlamentarios, que es el artículo 37 bis, porque es primera vez que se crea un sistema para que pueda hacerse un análisis de verdad, recogiendo la información de todas las regiones, con las realidades regionales por región, un análisis que permita realmente enfrentar al mundo delictual tanto para identificar, detener a los autores, como los modus operandi que ellos puedan tener.

Pero lo que yo destaco -y lo dije en un medio de comunicación y lo repito ahora- es que este sistema de análisis criminal va a ser evaluado en tres años.

Pero lo que destaco -y vuelvo a repetirlo- es que el Fiscal Nacional, cosa que no es muy usual en las instituciones, no solo aceptó sino propició que para los efectos de hacer una evaluación de este sistema se contratara, previa licitación pública, a una entidad evaluadora externa. Yo a eso le doy una importancia. Los que hemos estado vinculados tratando de ayudar en el tema de la seguridad ciudadana, esa ha sido una batalla -la señora Ministra lo sabe perfectamente bien- enorme. Y yo creo que es un ejemplo lo que hace en esa materia la Fiscalía, porque no muchas instituciones se abren hoy día al resto de las que están vinculadas a la seguridad ciudadana, van a decir: “voy a tener una auditoría externa que va a someter las políticas que yo desarrollé para evaluarla si son buenas o son malas”.

Yo a eso le doy un valor enorme. Y creo que eso es un cambio de actitud frente a este tema, muy relevante.

Después, yo mencionaría como un tema también muy importante un hecho que no es menor, pero que tiene todavía una pata coja.

Nosotros no solo aumentamos los fiscales en los números que se han dicho, que es un aumento bastante significativo, en promedio, yo veía, del orden del 15 por ciento del total de funcionarios del Ministerio, sino que además se dio la posibilidad de que el Ministerio Público otorgue a los asistentes de fiscal atribuciones que ya en parte la tienen, para los efectos de concurrir a muchas de las audiencias de tramitación de los procesos, excluyendo la audiencia del juicio oral. Y eso significa también que hay un plus para tener una mayor cobertura.

Aquí queda pendiente un reclamo que tienen quienes están en el ámbito administrativo, que expresan que, finalmente, ellos consideran que sus remuneraciones no son las debidamente adecuadas y que, probablemente, si parte del trabajo que hacen los abogados asistentes, o algunos de ellos se van a ir de fiscales a reemplazar, o sustituir provisoriamente, o ser autorizados para actuar con atribuciones de los fiscales adjuntos, van a tener una recarga de trabajo relevante.

Yo, sobre este punto, creo que en esto es bueno dialogar, escuchar los argumentos. Pero, sin duda, ese argumento no puede significar detener un proyecto -y así tampoco a mí me lo plantearon, que lo querían detener-, por el contrario, porque este proyecto hay que despacharlo. Pero siempre hay que estar abierto a que las cosas puedan hacerse mejor.

Yo creo, además, que el hecho de que exista el fiscal, que exista  la cuenta anual, le doy un valor enorme. Porque la cuenta anual también es un mérito que hay que reconocerle a la Fiscalía, sobre todo cuando a un fiscal le va quedando poco tiempo en el ejercicio de su cargo porque va a cumplir su plazo. Y son ciertos legados que se van dejando. Son ciertos legados.

Yo creo que el haber establecido, no solo lo que acabo de señalar del Sistema de Análisis Criminal, sino que en la cuenta anual, un Plan Institucional Anual mucho más detallado del que existe hoy día es, sin lugar a duda, un aporte muy relevante, porque en el Plan Institucional Anual -es importante señalarlo- fíjense lo que dice: “los objetivos estratégicos, los indicadores de desempeño o elementos de similar naturaleza que posibiliten la medición del grado de cumplimiento en sus distintas líneas de acción y por región”.

Entonces, es muy importante porque, en el fondo el Fiscal Nacional va a tener que hacer, al igual que los fiscales regionales, un plan. Pero no va a ser un plan cualquiera, pues va a tener que medirse al año siguiente si todos los indicadores que él propuso se cumplieron o no.

En síntesis, señor Presidente, yo creo que ha sido un buen trabajo el que ha hecho la Comisión. Creo que pretender adueñarse -he escuchado dos versiones- de que este proyecto era del Gobierno anterior, entonces ocurre que este Gobierno lo cambió íntegramente. Otros dicen que era del Gobierno anterior y el mérito  es suyo.

Les quiero decir que esa es la única manera como no se enfrentan los temas de seguridad ciudadana. Los temas de seguridad ciudadana se enfrentan -da lo mismo si partió en el otro Gobierno o en este- lo importante es que los proyectos sean buenos, porque eso es lo que la ciudadanía hoy día está esperando de nosotros.

Así que vamos a votar a favor de esta iniciativa, porque es un aporte y entrega herramientas e instrumentos para que mejoren las investigaciones que lleva adelante el Ministerio Público”.