Alberto Espina acusa amedrentamiento por parte del Gobierno: “Los ciudadanos sienten temor a expresar sus puntos de vista”

Consultado acerca de si Sebastián Piñera actuó mejor, en este sentido, cuando fue Presidente, dijo que “absolutamente. Una cosa es que el Presidente defienda la obra de su gobierno y otra cosa es que los ministros y los intendentes se transformen en activistas diarios. Incluso, la agenda de Guillier se construye sobre la base de actividades que realiza junto a funcionarios del gobierno”.

En entrevista con El Mostrador, el senador Alberto Espina entregó su visión al respecto del llamado “intervencionismo electoral”, discurso en el cual la derecha ha enfatizado en las últimas semanas.

“El gobierno ha traspasado todos los límites legales, éticos y del juego limpio, que son esenciales para el buen funcionamiento del sistema democrático. Legales porque los ministros, liderados por la ministra Narváez, se han transformado en brigadistas y alpinistas de la campaña de Alejandro Guillier, rompiendo gravemente el principio de probidad en el ejercicio de los cargos públicos, que es concentrarse en lo que a ellos les corresponde, que es realizar las tareas propias de los ministerios. Ético, porque es un abuso de poder incomensurable, en un régimen presidencial en que los recursos públicos los dirige exclusivamente el Ejecutivo, en que los intendentes se movilizan en vehículos públicos”, aseguró.

Consultado acerca de si Sebastián Piñera actuó mejor, en este sentido, cuando fue Presidente, dijo que “absolutamente. Una cosa es que el Presidente defienda la obra de su gobierno y otra cosa es que los ministros y los intendentes se transformen en activistas diarios. Incluso, la agenda de Guillier se construye sobre la base de actividades que realiza junto a funcionarios del gobierno”.

Y agregó: “Para los ciudadanos de clase media, para las familias más humildes, ellos saben el poder que tiene un ministro, un subsecretario, un intendente, un gobernador, de modo que es un claro acto de amedrentamiento el que se encuentren con una de estas autoridades que llaman abiertamente a votar por Guillier. Por supuesto que ese ciudadano siente con toda razón temor a expresar sus puntos de vista, porque no sabe si el día de mañana, por decir lo que piensa, puede ser objeto de venganza”.

Con respecto a la vocera de Gobierno, expresó que “no está preocupada de vocear acerca de por qué la delincuencia aumenta, sino a atacar permanentemente a Piñera”.

Por último, el senador expresó su visión al respecto de la futura renovación de la derecha. “Yo destaco el elemento de la solidaridad”, dijo, “cuando Piñera pone por delante ese concepto es un acento que refuerza la idea de un sector político que se abre, y que lo que haga lo haga bien. Asimismo, hay muchos liderazgos, emergentes y consolidados, en la derecha”.